El siguiente paso después de Entrevistar
4 Dic
Buró / Artículos

Cerraremos esta serie de recomendaciones sobre cómo realizar entrevistas de forma efectiva, refiriéndonos a la evaluación post entrevistas.

Una vez finalizadas las entrevistas, no es necesario apurarse en tomar una decisión. Primero que todo, decide si hay candidatos con quienes te gustaría seguir conversando para obtener información complementaria.

Observa objetivamente a cada candidato, sus habilidades, su calce cultural e identifica a quienes con mayor potencial y menor riesgo.

 

Valorarás ciertas capacidades en algunos candidatos y otras habilidades en otros. Pondera aquello que más valores para la empresa y para el cargo, priorizando las necesidades de cada uno.
Si buscas personas que crezcan en el cargo, debes considerar que sin duda les faltará algo de experiencia y que siempre encontrarán algo que no les es familiar o que es diferente, al compararlo con su trabajo anterior. Puede ser que carezca de experiencia en un área específica o bien que no haya tenido un número importante de personas a su cargo.
Esto no significa que deban quedar fuera del proceso, implica aspectos a profundizar para comprender qué tipo de apoyo les será más útil si son contratados.

Si también consideraste candidatos internos para que sean parte del proceso, éste es el momento para entrevistarlos. Haber conocido candidatos externos, te dará una base para poder conversar con ellos y comparar.

“No olvides que los buenos candidatos no estarán para siempre disponibles. Es importante tomarse el tiempo adecuado para elegir bien, pero sin olvidar que es probable que ellos participen en otros procesos de selección.”

¿Qué evitar al momento de evaluar?

 

 

Evaluar las capacidades actuales y no el crecimiento:
Instintivamente, es probable que elijas aquellos candidatos que pueden partir enseguida, con un mínimo de capacitación. Pero no pierdas de vista que un candidato que puede crecer en el puesto es factible que haga una mayor contribución a largo plazo.

Cuidado con los sesgos:
Es normal que los entrevistadores confundan sus opiniones sobre los candidatos como si se trataran de hechos concretos. Al hacer las preguntas, indaga en qué quiso decir la persona, con ejemplos concretos.

Candidatos sobre calificados para un cargo:
En esta situación, la permanencia puede ser un riesgo importante para la empresa. Puede ser tentador contratar a alguien con una mayor experiencia en relación con las funciones a desarrollar, pero considera el riesgo.

Visíta nuestros artículos para leer otras publicaciones de esta serie, que te permitirán conocer mejor otros aspectos esenciales para apoyarte la etapa de entrevistas con el candidato.

Descarga nuestra Guía de consejos para ser un buen entrevistador

Suscríbete a nuestra lista de correos para podrás acceder a este contenido y muchos otros temas de interés.

Te has suscrito exitosamente.

Comparte este artículo.

Comparte este artículo.