El mundo laboral postcovid comienza a delinearse con un gran desafío: apoyar la salud mental de los colaboradores. Estudios internacionales muestran que más de un tercio estaría dispuesto a cambiarse de trabajo por esta razón.

#SaludMental #CuidadoDeSalud #ApoyoSaludMental #TrabajoYSaludMental

De acuerdo con una encuesta realizada porIESF Latam junto a Arden and Price, North Hunters, Virtus y HR Buró, a representantes de las áreas de capital humano y tomadores de decisión de empresas en Chile, México y Panamá, un 84,1% de las personas cree que es necesario que las empresas ofrezcan permanentemente, dentro de sus beneficios corporativos, apoyo a la salud mental para los colaboradores.

Dicho estudio también arrojó que actualmente un 59,2% ya está implementando diferentes tipos de acciones para apoyar la salud mental de sus colaboradores.

“Producto de la pandemia ha ido creciendo la preocupación por la salud mental de los colaboradores y en este estudio también apareció como un tema central. El aumento de la productividad puede resultar insostenible a largo plazo, ya que la ansiedad reduce la satisfacción en el trabajo, afecta negativamente las relaciones interpersonales y disminuye el rendimiento laboral. Es muy probable que veamos un gran número de colaboradores que estarán dispuestos a cambiarse de trabajo si les ofrecen mejores políticas para disminuir el estrés o burnout”, explica nuestra directora de proyectos, Camila Montedónico.

Junto con esto, un estudio desarrollado por la empresa Modern Health en EE. UU reveló que un tercio de los colaboradores podrían cambiar de trabajo para favorecer su salud mental. Los resultados de la encuesta evidencian una desconexión entre la forma en que los colaboradores piensan sobre su propia salud mental y la manera en que lo ven sus líderes.

Esto demuestra que gran parte de la responsabilidad de proteger la salud mental de los empleados recae en los directivos. Su mayoría comentó que esas exigencias no venían acompañadas de ningún apoyo adicional, capacitación ni formación.

Casi la mitad de los directivos que participaron en la encuesta dijeron que no saben cuándo es oportuno ofrecer apoyo a la salud mental de un miembro de su equipo. “Hoy es crítico formar líderes capaces de cultivar una confianza genuina con sus equipos, que les permita levantar las alertas de manera oportuna y ofrecer apoyo ante signos de deterioro en su salud mental. Las organizaciones necesitan avanzar en la construcción de un nuevo modelo integrado que facilite la colaboración sin importar si las personas están trabajando en forma remota, presencial o híbrida. Y que incorpore otros factores fundamentales como el bienestar, el cuidado de la salud mental y el desarrollo de nuevas habilidades para un mundo laboral post COVID”, explica Camila Montedónico.

Comparte este artículo.

Comparte este artículo.